Cómo presentar con seguridad tus impuestos online

Privacidad & Seguridad

Cómo presentar con seguridad tus impuestos online

febrero 28, 2020

Tus datos fiscales de 2019 son vulnerables al hackeo. Esto es lo que puedes hacer para protegerlos.

Reunir toda tu información fiscal puede ser estresante. Y en esta época fiscal, aún te tienes que preocupar más que simplemente cumplir el plazo del 16 de julio: Tus datos fiscales pueden ser hackeados.

Como contribuyente, probablemente agradezcas la comodidad de presentar tus impuestos online, pero esto también deja tus datos vulnerables para los cibercriminales a los que les encantaría poner sus manos sobre tu información personal. Se pueden hacer con tu número de la seguridad social, la información de tu cuenta bancaria y otros datos sensibles. Incluso pueden entrar y robar tu devolución fiscal.

Por eso, en esta época tributaria, los contribuyentes tienen que ser más cuidadosos que nunca para mantener sus datos fiscales seguros y protegidos. La buena noticia es que hay formas de proteger tu información y mantenerla segura de los hackers. Aquí tienes 7 pasos que puedes dar para proteger tus datos tanto si presentas tus impuestos tú mismo como si eres un profesional fiscal que mira por la ciberseguridad de sus clientes.

1. Crea contraseñas fuertes

Tus contraseñas son como la puerta de entrada de tus datos para los hackers. Elegir contraseñas débiles o asignar la misma contraseña a más de una cuenta es una de las formas más comunes de que los cibercriminales obtengan acceso a tu información privada. Asegúrate de asignar una contraseña única fuerte para cada cuenta que utilices y activa la autenticación de dos factores. Considera utilizar un software de gestión de contraseñas que pueda generar automáticamente contraseñas fuertes y guardarlas con seguridad.

2. Usa software de seguridad

Invierte en un software de seguridad de buena reputación para proteger tu ordenador ante virus, software malicioso y el robo de identidades. Esto no solo mantendrá tu información fiscal más segura, sino que también los demás datos de tu ordenador. Establece escaneos que se ejecuten automática y regularmente. (No recomendamos los escaneos manuales porque es demasiado fácil olvidar realizarlos). Si accedes a Internet con frecuencia, deberías escanear el ordenador al menos una vez a la semana.

3. Actualiza tu software

La mayoría de los contribuyentes utilizan un software de gestión fiscal o siguen sus datos con un programa de hojas de cálculo online. Sea lo que sea lo que utilices, asegúrate de que estás trabajando con la última versión. Las actualizaciones de software no solo están diseñadas para ser más fáciles de usar, sino también más complicadas de hackear. Los contribuyentes que presentan sus propios impuestos y los contables pueden estar unos pasos por delante de los hackers manteniendo su software actualizado.

4. Codifica datos sensibles

Codificar los archivos es una de las formas más efectivas de mantenerlos seguros. Al "ciberbloquear" tus datos, se añade un obstáculo más para los hackers que estén intentando obtener acceso a tus datos. Cuando codificas archivos o carpetas, se vuelven ilegibles para las partes no autorizadas. Solamente los individuos que tengan una clave de descodificación (como tu contable o tu cónyuge) tendrán permitido el acceso. Si tu sistema operativo no ofrece la codificación de archivos, hay productos de terceros disponibles.

5. Utiliza una VPN

Una Red Privada Virtual o VPN, por sus siglas en inglés, proporciona una ruta segura y codificada para que puedas transmitir datos en Internet de forma privada y segura. Inscribirte a un proveedor de servicios VPN incluso te permite una mayor seguridad cuando accedes a Internet en un lugar público con una conexión wifi no segura. VyprVPN ofrece características importantes para proteger tus datos ante los hackers. Por ejemplo, nosotros poseemos cada servidor VPN, por lo que terceras partes no tienen acceso a tus datos. Al contrario que otras compañías, no registramos tu actividad, así que tu información permanece privada y segura.

6. Usa redes y sitios web seguros

No trabajes en tus impuestos (ni haga nada más en tu ordenador) en una red insegura. Aunque estés añadiendo tus deducciones del año en tu cafetería favorita, podría haber un cibercriminal cafetero echando un vistazo a tus datos. Cuando presentes tus impuestos o envíes archivos a un contable, asegúrate de hacerlo con una red inalámbrica segura. Y si debes utilizar un punto wifi público, asegúrate de hacerlo con una VPN o accede solamente a sitios web completamente codificados (aquellos cuyas direcciones URL comienzan con "https").

7. Haz copias de seguridad (y borra) tus datos

Después de haber presentado tus impuestos, quizá no desees ni tocar tu ordenador durante un tiempo, pero aún hay que dar un paso importante: hacer una copia de seguridad de tus datos. No importa las precauciones que tomes, tu ordenador y el ordenador de tu contable son vulnerables a los virus y al software malicioso. Para asegurarte de que siempre puedas recuperar tus datos, haz copias de seguridad en un disco duro externo. Después de asegurarte de que los archivos son legibles, borra tus datos financieros de tu ordenador para evitar que esos archivos sean hackeados.

Garantía de devolución del dinero de 30 días

Consigue VyprVPN Ahora