La expulsión de periodistas por parte de China pone en peligro la libertad de Internet

La censura

La expulsión de periodistas por parte de China pone en peligro la libertad de Internet

abril 03, 2020

Mientras China expulsa a los periodistas estadounidenses durante la pandemia de la COVID-19, seguimos más comprometidos que nunca con el desarrollo de tecnología VPN que permita el libre flujo de información vital.

Sin duda está tan preocupado como nosotros por la reciente decisión de China de expulsar al menos a trece periodistas que trabajan para The New York Times, The Washington Post y The Wall Street Journal.

No es raro que China intente limitar lo que pueden cubrir los periodistas, pero esta vez, China ha ido má allá de lo habitual al ordenar que los periodistas cuyos visados caduquen a final de año devuelvan sus acreditaciones de prensa en un plazo de diez días. Además, se prohíbe a los periodistas trabajar en ningún sitio de la China continental, así como en territorios chinos semiautónomos como Macao y Hong Kong.

China dice que la decisión es en represalia después de que el Gobierno estadounidense limitó la cantidad de periodistas chinos que pueden trabajar dentro de los Estados Unidos, aunque esos periodistas se consideran en gran medida como un brazo informativo del Gobierno chino, mientras que aquellos a quienes China expulsó trabajan para organizaciones independientes de noticias.

Trágicamente, esta medida viene en un momento crítico. Mientras que China afirma haber atajado los casos domésticos del coronavirus, todavía es vital que el mundo permanezca informado de los que allí sucede. Necesitamos saber cómo responden al tratamiento aquellos que han sido infectados, cuántos han muerto y cuántos nuevos casos están apareciendo.

Muchos dudan que el gobierno chino sea de fiar a la hora de informar fidedignamente acerca del impacto del COVID-19 en sus ciudadanos. Según un informe clasificado de inteligencia estadounidense, China ha ocultado el alcance del brote de coronavirus en su país y ha minimizado los números de casos y muertes. 

De hecho, representantes oficiales han contenido la información acerca del coronavirus cuando fue descubierto. El pasado mes de diciembre, el Dr. Li Wenliang, un oftalmólogo de 34 años de Wuhan de donde se originó el virus, intentó alertar a sus colegas sobre un brote de coronavirus en una sala de chat en línea. En enero, las autoridades chinas detuvieron al Dr. Li y lo obligaron a firmar una declaración para denunciar su advertencia como un rumor ilegal. A medida que crecía la cantidad de casos de coronavirus, China impuso restricciones aún más estrictas en los medios de comunicación y debates en línea.

El propio Dr. Li contrajo el virus y el 7 de febrero murió por la COVID-19. En ese momento, más de seiscientos chinos también habían sucumbido a la enfermedad. Los expertos sanitarios dicen que las tácticas de censura de China hicieron que se perdiera un tiempo valioso, permitieron que la cantidad de casos se disparara y, finalmente, hicieron que se convirtiera en una pandemia.

Dado su historial de censura, tortura y encarcelamiento de disidentes y expulsión de periodistas, incluidas estas últimas acciones, no podemos estar seguros de que China dice la verdad sobre haber controlado los casos de coronavirus. E incluso si es verdad, China no está fuera de peligro, ya que los expertos sanitarios estiman que probablemente se verá afectada por oleadas de casos futuros.

Todo esto plantea preguntas inquietantes: ¿dónde deja esto a aquellos de ustedes que han llegado a confiar en nuestros productos para proporcionarles acceso sin restricciones al contenido sobre la pandemia de la COVID-19 y otros asuntos importantes? ¿Y dónde deja esto al pueblo de China que necesita recibir y compartir información precisa sobre lo que está presenciando y viviendo?

Nuestra respuesta a estas preguntas es simple: seguimos comprometidos con la lucha contra la censura y el desarrollo de servicios VPN que permiten a las personas de todo el mundo acceder a información vital, especialmente la que los gobiernos autoritarios intentan ocultar. Es por esto por lo que apoyamos a defensores de la libertad de prensa, tales como GreatFire.org, que monitoriza y desafía la censura en Internet.

Ahora que las vidas de miles de millones de personas en China y en todo el mundo están sufriendo el impacto de la amenaza del COVID-19, estamos decididos en nuestra misión de suministrar un excelente servicio de VPN para que todos se puedan beneficiar de un Internet libre y abierto.

Garantía de devolución del dinero de 30 días

Consigue VyprVPN Ahora